FRASE



DIARIO VIRTUAL DE LANUS FUNDADO EL 13 DE FEBRERO DE 2007
Correo: el_pacto@hotmail.com
UNA DECADA INFORMANDO A LA COMUNIDAD DE LANUS

ESPACIO DE PUBLICIDAD

ESPACIO DE PUBLICIDAD

CONSULTE AQUI LOS HECHOS OCURRIDOS EN LANUS DESDE EL 13/2/2007 A LA FECHA PUBLICADOS POR NOSOTROS

GEMINYS RADIO

DIEZ AÑOS INFORMANDO A LA COMUNIDAD DE LANUS

DIEZ AÑOS INFORMANDO A LA COMUNIDAD DE LANUS

Vistas a la página totales

Entrada destacada

Con una inversión de más de 8 mil millones de pesos, Nación duplicará la cobertura de agua potable en el sur del conurbano

Con una inversión de más de 8 mil millones de pesos, Nación duplicará la cobertura de agua potable en el sur del conurbano    El Gobiern...

CACHORROS

CACHORROS

jueves, 6 de abril de 2017

Mons. Frassia: El Señor viene a liberarnos de nuestras ataduras

Mons. Frassia: El Señor viene a liberarnos de nuestras ataduras
Jueves 6 Abr 2017 | 09:06 am
Avellaneda (Buenos Aires) (AICA): “Estamos a las puertas de la Semana Santa, del misterio pascual, y nos llega este Evangelio donde se narra la resurrección de Lázaro, que podría entenderse como que el Señor viene a liberarnos de nuestras ataduras”, señaló el obispo de Avellaneda-Lanús en su reflexión en el programa radial “Compartiendo el Evangelio”.      “Estamos a las puertas de la Semana Santa, del misterio pascual, y nos llega este Evangelio que podría entenderse de muchas maneras”, señaló el obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Oscar Frassia, en su reflexión efectuada en el programa radial “Compartiendo el Evangelio”, en referencia al relato de la resurrección de Lázaro, leído en las misas del domingo 2 de abril, quinto del tiempo de Cuaresma.
“En primer lugar -explicó el obispo- podría entenderse que el Señor viene a liberarnos de la enfermedad, la muerte, la resurrección, el salir fuera y comenzar a caminar. También está todo lo que significa la repercusión simbólica de lo que es una repercusión espiritual: aquel que está muerto por medio del egoísmo, por medio del odio; está muerto porque no ama, porque es un resentido, está muerto porque es injusto, es corrupto, pero el Señor viene igualmente a liberarlos de todas esas ataduras. Por eso es necesaria la conversión.
“Convertirnos -dijo el prelado- es asumir la realidad de uno, pedir fuertemente a Dios de poner actitudes y voluntad para provocar en uno un cambio, una modificación, una rectitud en lo que uno tiene que vivir. La muerte no tiene la última palabra, Cristo -que es el Señor de la Vida- también resucita a los muertos. Así como resucitó a Lázaro también nos resucita a nosotros, con su poder ya que Él es Dios.
Y concluyó: “Pidamos al Señor saber que nuestra vida acá no concluye, no termina, estamos de paso, somos peregrinos, pero que siempre en Él, en este tiempo, se consuma en lo eterno, en lo que es para siempre; en Dios no hay tiempo porque Dios es el Absoluto de nuestra vida, de nuestro corazón, de nuestros proyectos y de nuestra historia”.+

No hay comentarios.: